Deseos

 Pedimos deseos a las estrellas fugaces, a las hadas, a la luna, a las velas de cumpleaños, al tirar monedas a los estanques, a una pestaña caída o a un trébol de cuatro hojas. Fantaseamos con la lámpara maravillosa y pedimos plegarias a los Santos.

En definitiva, aceptamos cualquier ayuda, cualquier excusa, que nos permita aliviar nuestras incertidumbres. Un empujoncito que sirva para alejar a la mala suerte y tirar para adelante como mejor se pueda.

En el ritual que repetimos cada año no nos da tiempo de pensar en un deseo para cada una de las doce uvas. En un deseo por cada mes del calendario que estamos estrenando.

Un almanaque sin tachaduras es nuestro futuro oculto y misterioso. Pero está en blanco todavía. Por eso ahora, sin el atropello de las doce campanadas, propongo doce deseos para este año que va a empezar.

Pido: Sabiduría para quienes deciden, tenacidad para el listo, alegría para los niños, educación para el bruto, suerte para el emprendedor, tolerancia para el intransigente, fracaso para el envidioso, éxito para el bondadoso, paz, salud, trabajo y amor. uvas

2 comentarios en “Deseos”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s